miércoles, 30 de septiembre de 2009

Mantra

Hace un año y medio escribí aquí una deliciosamente demagógica y presuntuosísima (¿existe esa palabra?) carta abierta a los directores de informativos. Si fuera un chico algo más comprometido la podría haber mandado a algún periódico, a algún foro. El sello de alguna organización con siglas y logotipo hubiera ayudado. Es una pena que tenga alergia congénita a los ismos y a las ideas resumidas en una lista, porque con todas las cosas de las que me quejo podría haber fundado un montón de asociaciones, grupos, lobbies de presión... Asociación Española de Apestados por la Tele (AEAT), Fundación Lapsiana por la Bofetada a Jorge Javier (FLBJJ), Frente de Liberación Nacional Belén Esteban (FLNBE, para librarnos nosotros de ella claro, no para liberarla a ella de nadie), Grupo de Presión para la Enseñanza del Moonwalk en los colegios (esa siglas ya me superan). La lista es variopinta y se presenta como un juego interesante con unas copillas de por medio... Yo dejo caer el guante, que lo de las películas, el duro o el kinito está un poco sobado ya.

Viene este tema remotamente a colación porque la segunda versión de mi carta debería ser llamada directamente "No nos empujen al suicidio". Se levanta uno con sus legañas, su leve dolor de cabeza proporcionado por un vinillo mal asimilado, su café pasado de vueltas en el micro y sus naturales cero ganas de ir a trabajar, pone la televisión entre las 7:30 y las 9, y... O aplanas tu encefalograma y te evades con los Lunis, o te pones digno y maduro y te encabronas con las noticias. Alguno habrá que intente probar suerte llamando para resolver un acertijo en pantalla fatalmente explicado por un individuo hipertrofiado y espasmódico, yo es que a esas horas no estoy para hablar con nadie y menos para resolver una sopa de 4x4 letras.

En serio, casi consiguen su propósito: he ido andando al coche pensando en que como clase media voy a soportar el peso del mundo, en que no tendré trabajo, no podré cambiar el coche y tendré que montar un huerto ecológico, en que jamás tendré una hija por no recogerla de una zanja, y que a lo mejor debería vacunarme contra una gripe mucho más floja que la gripe normal que nunca cojo. He visto un niño rubio y casi le digo que hubiera hecho mejor no viniendo al mundo.

Moraleja: quédate veinte minutos más en la cama o desayuna de pie en la cocina. Mucho mejor estímulo mañanero.

:)

6 comentarios:

C. C. dijo...

O mejor en vez de con los lunnis empiezas el día con Pocoyó y creo que las cosas se ven de otra manera, por lo menos a mi me funciona jajaja

L o L i T a dijo...

Ja,ja...qué bueno!!! Si ya decia yo que hacia bien en apurar en la cama hasta tener que irme corriendo sin pegar bocado!!!

Prueba con una ducha y música, te prometo que el efecto es mucho más positivo y energizante!!!

Gracias por dejarte leer!!! :)

ALMAGRISS dijo...

Hacía años luz que no me acercaba por aquí, por lo que veo tú tampoco..
Buen regreso Charlie...
Ciertos días no me levantaría... ó mejor dicho, ni siquiera me acostaría :)

Mnemósine dijo...

Entraba dia tras dia, y ahi seguia Michael...y hoy me encuentro con que volviste y has vuelto a desaparecer. La verdad que no es solo la tele, el periodico, las revistas, la radio....el mundo esta como pa tener como para decir "para que me bajo" asi q mejor q no subamos a mas gente.

Charlie dijo...

Hombre, desaparecer, lo que es desaparecer... tampoco es eso. :)

Mnemósine dijo...

Vas a tardar 200 años mas en volver? enga hombreee!!!!